Caracas - Venezuela
septiembre 22 2020 / 1:58 p. m.

AN condenó los daños ocasionados por los derrames petroleros en los Estados Carabobo, Falcón y Zulia

Fecha: 04/08/2020

Caracas martes 04 de agosto de 2020.-La Asamblea Nacional condenó y rechazó la falta de respuesta e indiferencia de quienes hoy usurpan el poder, sobre los daños ocasionados por los derrames petroleros, en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, así como en las costas de los estados Carabobo y Falcón, por lo que exigen las autoridades petroleras deben resarcir a los habitantes afectados y realizar el saneamiento ambiental por el deterioro causado al ecosistema de esas regiones del país.

Así se desprende del debate sobre la deplorable condición de la Industria petrolera del país y sus desgastantes efectos de los ecosistemas venezolanos, celebrado durante la sesión ordinaria de este martes 04 de agosto, vía online.

Inició el debate el diputado por el Estado Zulia, Héctor Vargas, precisó que desde el pozo Zumaque 1 del Campo Mene Grande y Cabimas del Pozo Barrozo que fue el reventón que en potencia se hizo conocedor Venezuela como país petrolero el 14 de diciembre de 1922.

“Hoy esta industria la han acabado. El derrame de petróleo que corre por todo lo ancho de la Costa Oriental del Lago es un ecocidio y gran contaminación del ambiente producto del abandono, la corrupción y la falta de mantenimiento de la industria petrolera. El crudo ha llegado hasta las viviendas de los habitantes de Cabimas y Ciudad Ojeda”.

Agregó que todos los sectores de Cabimas están inundados de petróleo como la carretera Unión H, Chile, barrio los Postes Negros. “Esto es una irresponsabilidad como han manejado la industria petrolera este régimen en los últimos años. Es injusto que Cabimas ha dado tanto y lo que ha recibido es miseria y tormento “.

El diputado Vargas presentó un video, donde se muestra las condiciones de deterioro que quedaron las casas de los habitantes de Cabimas, por el derrame petrolero, luego de un torrencial aguacero. En las imágenes sale una señora de nombre Yuleyma Sánchez, quien mostro las condiciones en que quedó su vivienda, como se dañaron sus muebles, enceres, el piso y las paredes por el derrame de crudo, además del fuerte olor a petróleo que afecta las vías respiratorias.

En ese sentido el diputado Vargas exigió a los representantes de Petróleos de Venezuela y los entes involucrados para se hagan responsables de los daños ocasionados a las viviendas de los habitantes de Cabimas afectados por este derrame petrolero.

 

Por su parte la presidente de la Comisión permanente de Ambiente y Recursos Naturales, la diputada por el estado Monagas, María Gabriela Hernández, en su intervención recotrdó que la industria petrolera venezolana ocupó el quinto lugar como la empresa más exitosa y productiva del mundo, pero que este régimen la destruyó cuando en el 2003 despidió a más de 22 mil trabajadores que conformaron esta empresa con más de 100 años de experiencia y formación.

Destacó que estar en ese rango entre las 5 primeras del mundo requería un exhaustivo rigor en el cuido de la naturaleza, aire, agua y suelo, por lo que la siniestralidad de la industria petrolera, en materia ambiental, era celosamente prevenida. “La pérdida de esa experiencia la desinversión y la corrupción han provocado los más desidiosos y alevosos accidentes ambientales en toda nuestra historia de país petrolero”.

Expuso que, en intentos inexpertos y desesperados por activar la refinería de El Palito, ubicada en Puerto Cabello en el estado Carabobo, se descuidó el mantenimiento de las fosas de oxidación o residuos de refinación que llenas y con las lluvias se desbordaron al mar en la costa norte, fuente de vida natural, de recurso turístico y pesquero de la zona.

“No bastaron las construcciones ilegales denunciadas dentro del Parque Nacional Morrocoy y dentro de los refugios de fauna, sino que un derrame más de los asiduos de la Refinería El Palito, en los últimos años amenazan las adyacencias de nuestro Parque Nacional Morrocoy”.

Así mismo destacó que en la Zona Oriental del Lago en Cabimas y Ciudad Ojeda es distinta, porque sufre el fenómeno de la subsidencia que es la variación de la gravedad o hundimiento provocado por la extracción del suelo en este caso petróleo.

Agregó que Cabimas y Ciudad Ojeda están recibiendo agua del Lago por la disminución de su nivel. Por otra parte, el lago de Maracaibo en sus profundidades es un enjambre de circulación de tubos que no reciben mantenimiento desde hace muchísimos años, y de manera continua están derramando crudo, lo que por gravedad entran a Cabimas y Ciudad Ojeda.

Expresó la diputada Hernández que este fenómeno de subsidencia conforme a la experiencia de los petroleros venezolanos es uno de los pasivos ambientales más grande de la industria petrolera hacía el Zulia.

“En la Venezuela libre democrática y moderna que ansiamos los venezolanos, insertada en los objetivos de desarrollo sostenible el respeto a la vida y a la naturaleza los venezolanos debemos velar por corregir los crímenes contra nuestros recursos naturales y la vida de los venezolanos. Urge un gobierno de Emergencia Nacional”, concluyó la parlamentaria monaguense.

Mientras que la diputada por el estado Carabobo Deyalitza Aray, denunció que el derrame petrolero en las costas carabobeñas y del Estado Falcón son a consecuencia del desbordamiento de la laguna de oxidación de la refinería El Palito, ocasionando un daño considerable al ecosistema, que afectó cuatro kilómetros en las playas de Golfo Triste que se vieron bañadas del crudo.

Indicó que la semana pasada con la llegada de la tormenta Gonzalo y su paso por las costas venezolanas se desbordó la laguna de oxidación de la Refinería El palito, laguna que desde hace tiempo no se le hace mantenimiento.

“Todo el sistema de bombeo, de achique para controlar los niveles de la Laguna dejaron de funcionar y cada vez que se produzca una lluvia de magnitud considerable, las costas carabobeñas y del estado Falcón se verán afectadas por estos derrames de crudo. Ahora hay que esperar que los representantes de la usurpación se dignen a ver los daños y tomar las medidas para corregir este desastre que afecta el ecosistema en la zona y sus habitantres”.

Aseguró que al régimen poco le importa deteriorar el ambiente y zonas tan importantes para como es el Golfo Triste y el Parque Nacional Morrocoy cuyos habitantes denuncian que los desechos petroleros llegaron hacia las playas.

“Al régimen usurpador no le importa la contaminación ambiental, ni el riesgo que corren las comunidades que allí habitan, que de por si tiene una crisis humanitaria compleja agravada con la pandemia y que sobreviven con la pesca y que ahora están mutilados por el crudo derramado en todo lo ancho y largo de sus playas de Golfo Triste y del Parque Nacional Morrocoy”.

Condenó el abandono y destrucción de la Industria Petrolera e insistió que la única manera de recuperar el país es a través de la instauración de un Gobierno de Emergencia Nacional que libere definitivamente a Venezuela y “nos coloque en el camino del desarrollo y calidad de vida que merecen todos los venezolanos”.


Por último, intervino el diputado Tobías Bolívar sostuvo que la industria petrolera venezolana atraviesa por la peor crisis de su historia por la falta de personal calificado, por la oxidación y degradación de los equipos en las zonas de operaciones relacionadas con la explotación, el transporte y la refinación de hidrocarburo demuestran el estado de colapso en las zonas petroleras, por lo que los derrames están a la orden del día.

“La acumulación de desechos inciden directamente sobre el suelo alterando su sustrato original. Los efectos producidos por los derrames petroleros sobre el agua superficial producen la disminución del del contenido de oxígeno y una alta salinidad. Sumado a este grave problema está el gas que viene asociado a la explotación petrolera y sus efectos sobre el aire, que al quemase estos gases que contienen dióxido, monóxido de carbono y ácido sulfídico contaminan extensas zonas, especialmente en los estados Monagas, Anzoátegui y Zulia”.

Indicó que este desastre en la industria petrolera contribuye a la devastación ecológica en nuestro país y demuestra que a la tiranía poco le importa la población que hace vida en los alrededores de las zonas comprometidas.

“La situación de la industria petrolera tiene todas las alarmas encendidas. Es necesario que actuemos con prontitud, la salida a esta situación está en la propuesta del Plan País, por lo que urge un Gobierno de Emergencia Nacional que institucionalice a la industria bajo el marco de una nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, concluyó.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322