Caracas - Venezuela
agosto 14 2020 / 12:48 p. m.

Condiciones precarias de los servicios básicos y sanitarios en Venezuela dificulta la lucha contra el COVID-19

Fecha: 03/07/2020

Caracas, 03 de julio de 2020.-La diputada Gaby Arellano, presidente de la Subcomisión de Fronteras de la Asamblea Nacional, informó que los estados fronterizos registran más casos de coronavirus en el país, entre los cuales precisó que en: Amazonas hay 17 casos; Apure con 1.191; Bolívar con 701; Táchira con  705 contagiados; y  Zulia con 1.252 infectados. Así lo indicó la parlamentaria este jueves en la primera sesión de la referida Subcomisión llevada a cabo vía Zoom. 
 
Estas cifras alarmantes serán consignadas de manera urgente a la directiva de la Asamblea Nacional y la Comisión Permanente de Política Interior y posteriormente será elevado a instancias internacionales de la situación crítica del excesivo aumento de contagios en América Latina y Venezuela no está exenta de esto”. 
 
“Sabemos las condiciones precarias de los servicios básicos y sanitarios y se ha comprobado en esta sesión del día de hoy, que no hay acceso a la salud para los retornados, además de las condiciones deplorables de los albergues para cumplir la cuarentena, ni tampoco existen protocolos de control bioseguridad en nuestra frontera, aseveró, Arellano.  
Calificó de “alarmante” el aumento de las cifras de venezolanos contagiados por el COVID-19 ofrecida por el usurpador Nicolás Maduro, “cuyos números el régimen no puede ocultar ante la opinión nacional e internacional”. 
 
Arellano alabó la labor “titánica” del gremio médico venezolano y trabajadores del sector salud, quienes “sin guantes, ni tapabocas, atienden esta emergencia, en los hospitales de la frontera, con pocos recursos e implementos adecuados”.  
 
Anteriormente, la diputada Gaby Arellano, presidente de la Subcomisión de Fronteras de la Asamblea Nacional, formuló una preguntó a Felipe Muñoz Gómez, gerente de frontera para Venezuela del Gobierno de Colombia en relación a los fondos de ayuda humanitaria para la atención de los migrantes venezolanos donados por Estados Unidos de Norteamérica y la Unión Europea. 
 
400 millones dólares para atención a venezolanos en Colombia 
 
Ante la interrogante, el funcionario colombiano, respondió que Colombia, recibió 400 millones de dólares durante estos últimos tres años, los cuales dichos recursos son entregados a las agencias de cooperación internacional y  diferentes ONG´S, lo cual equivale  entre  el  “10  y el  12 por ciento de cubrimiento de las necesidades, los cuales se han invertido en atención médica, social, alimentaria, entre otros”.  
 
Mencionó que parte de esa cooperación internacional se invirtió en 2 millones de vacunas, que aún con Covid-19, se siguen suministrando a los migrantes venezolanos, lo cual demuestra que no existe obstrucción para otorgar ayuda  humanitaria.
 
Muñoz, visitó el Hospital Erasmo Meoz, en la ciudad de Cúcuta, en compañía del Ministro de Salud de Colombia, donde constató que muchas mujeres embarazadas venezolanas acuden a ese centro médico a dar a luz sus bebés. “8 de cada 10 niños que nacen en ese hospital son hijos de madres venezolanas”, precisó.   
 
Aclaró que estos recursos de cooperación humanitaria internacional, no son entregados al Gobierno de Colombia,  ni los gobiernos locales. “Nos son recursos, ni plata en efectivo que le dan al Gobierno de Colombia, ni tampoco cheques bancarios que tenemos en una caja fuerte para repartir.
 
 Lamentablemente, son expectativas magnánimas que se generan en los migrantes cuando se hacen estos anuncios de ayuda humanitaria”. 
 
Sin embargo, admitió que ha sido una “ayuda inmensa”, pero “muy debajo de las necesidades” para atender la diáspora venezolana y argumentó que según, “estudios internacionales a Colombia, le podría estar costando atender a estas personas entre 0.45 y 0.6 del PI anual de Colombia, eso quiere decir, más de 1000 millones de dólares, por lo cual si fueron 400 millones de dólares en tres años, son más o menos  130 millones por año “explicó.
 
Reiteró que el presidente Iván Duque junto a todos mandatarios de naciones latinoamericanos, siguen solicitando ampliar la ayuda internacional para la atención de migrantes venezolanos. 
 
Muñoz, aprovechó la oportunidad para anunciar que desde el Congreso de Colombia, debate el Proyecto de Ley de Fronteras y el Proyecto de Ley Migratorio, dos textos legales iniciativa de la cancillería colombiana y recomendó a la instancia legislativa venezolana solicitar estas legislaciones que podrán servir para manejar estos relevantes temas binacionales y fronterizos.   
 
La presidente de la Subcomisión de Fronteras, agradeció y honró la extraordinaria participación de Felipe Muñoz Gómez, gerente de frontera para Venezuela del Gobierno de Colombia y anticipó que la referida instancia tiene entre sus propósitos: Revisar y trabajar  el Proyecto de Ley de Fronteras, que lleva a cabo el diputado Carlos Varelo juntos a otros parlamentarios miembros, cuyo texto legal será puesta en vigencia para el momento de la transición de la democracia venezolana. 
 
Por otra parte, la diputada Dianela Parra, quien también es presidenta del Colegio de Médicos del estado Zulia, informó que seis médicos fallecidos por coronavirus en el estado Zulia y ante esta situación el gremio de médicos declararon “alerta roja”, como consecuencia de la emergencia sanitaria compleja provocada por “carecer de las condiciones óptimas para llevar una vida normal”  sumada a la pandemia del Covid-19 que se prolifera en la región y el resto del país. 
 
De igual forma, solicitó a la Subcomisión de Fronteras exhortar a la Comisión de Salud del Gobierno Interino, priorizar la entrega de ayuda humanitaria en los estados fronterizos por ser altamente focos de infección de coronavirus.
 
En ese sentido, el diputado José Luis Pirela, vicepresidente de la Subcomisión de Fronteras de la Asamblea Nacional, sugirió que la alerta de emergencia sanitaria, propuesta por el gremio médico zuliano, a su juicio, debería ser una resolución la Subcomisión, que incluya la designación de un coordinador responsable de esa alerta de emergencia sanitaria y además, solicitar a las organizaciones internacionales de la salud, la supervisión en los estados fronterizos de Venezuela.
 
80 mil venezolanos retornados
 
El Embajador de Colombia en Venezuela, Tomás Guanipa ratificó que en el país neogranadino hay 1 millón 800 mil venezolanos  y agradeció al Gobierno Colombia la apertura y tolerancia ante este fenómeno migratorio venezolano sin precedentes para Colombia.
 
Ante la pandemia de coronavirus, la situación de los migrantes venezolanos en Colombia, es bastante “precaria y complicada” debido a la paralización de la economía y laboral, muchos connacionales han dejado de percibir ingresos económicos, lo cual es “sumamente difícil” porque no pueden cancelar servicios públicos ni mucho menos pagar alquiler de vivienda, que ocasiona una “presión gigantesca por desalojarlos”, a pesar que existe un decreto para impedir esta acción. 
 
 En ese sentido, Guanipa señaló que “uno de los grandes cúmulos de esfuerzos que hemos hecho, desde la embajada venezolana, es justamente ver cómo evitar que el desalojo se pueda producir y los venezolanos puedan mantener en sus hogares, mientras dure la pandemia”, sin embargo, denunció que esta situación se está agravando en los últimos días, porque el decreto venció.
 
No obstante, informó que esta semana la Embajada venezolana, tuvo una reunión con la Cancillería colombiana para pedir que sea extendido ese decreto y los venezolanos puedan mantenerse en sus casas de alquiler.
 
Otro problema que afecta a los migrantes venezolanos es el tema de la alimentación, ya que no tienen comida para alimentarse y esto ha generado que 80 mil conciudadanos, que oscila el 4% del total de migrantes, que hayan decidido cruzar la frontera y regresar a Venezuela. 
 
Guanipa, indicó que a los migrantes venezolanos, desde la Embajada de Venezuela en Colombia, se les brinda ayuda, orientación y trabajo con el apoyo de la Dirección de Personería  y la Defensoría del Pueblo de Colombia para impedir que sean desalojados. 
 
En ese sentido, el gobierno de Colombia asignó 200 mil mercados para familias vulnerables, cuya  distribución se está realizando a través de un censo y un registro consular que la Embajada de Venezuela que se ha puesto al servicio de los venezolanos, que permite que podamos identificar a los venezolanos más necesitados. 
 
El embajador Guanipa, dijo que están solicitando a Acnur, que implementen medidas para que puedan atender a los venezolanos en territorio colombiano.
 
En relación a los supuestos de brotes de xenofobia contra los venezolanos es mínimo en relación a lo que sucede en otras naciones receptores de migrantes y para ello, anunció que la Embajada venezolana trabaja con la Comisión de Cultura de Colombia para promover el “acercamiento” entre venezolanos y colombianos.
 
Exaltó la creación de la referida Subcomisión, que permitirá visibilizar el drama de los venezolanos y la violación sistemática de sus derechos humanos.
 
Finalmente, la diputada Gaby Arellano, quien preside la Subcomisión de Fronteras, reiteró que la información suministrada por las autoridades gubernamentales regionales, nacionales, internacionales,  diplomáticas y especialistas en los temas a tratar serán recopiladas en el informe final elaborado por el pleno de la instancia legislativa, el cual será elevado para ser discutido y aprobado por la Cámara Legislativa venezolana, en el mes de septiembre.
 
Hospital Central de Táchira necesita13 mil unidades de guantes e igual cantidad de tapa bocas
 
Por su parte la Gobernadora del Estado Táchira Lady Gómez, señaló que no les ha llegado el presupuesto público desde hace 100 días, por lo que es muy difícil brindarle atención a la población si tiene COVID-19, porque el único Hospital centinela, el Central de San Cristóbal, depende de la gobernación.
 
“Hemos solicitado de manera reiterada dotación de material, medicinas e insumos médicos, es un gran esfuerzo que no se logra solo por voluntad política, sino gracias a la vocación del personal de salud que tenemos en nuestra entidad. Solo hemos recibido después de tanto reclamo, un presupuesto que no cubre ni el 0,3 por ciento de las necesidades básicas en materia de salud en medio de la pandemia” denunció Gómez.
 
Dijo que están tratando de comprar lo que se puede en reactivos de guantes y tapabocas para tratar de mitigar la crisis existente. Hizo un exhorto al Ministerio de Salud, a los entes nacionales que vean con criterio de necesidad y no como sectarismo político la realidad del Estado Táchira.
“Si tuviéramos un presupuesto autónomo, recaudación tributaria, programas fiscales, habría una economía activa, evidentemente no dependeríamos de los recursos del gobierno nacional. Ahora el estado Táchira tiene una frontera cerrada la economía paralizada, no existe economía formal, lo que se genera es la economía de las trochas, no se recauda a través de la hacienda pública del gobierno regional y eso genera un inmenso déficit presupuestario que estamos enfrentando en medio de una pandemia “.
 
Dijo la gobernadora Gómez que es critica la situación en el Hospital Central, como medida media necesitan 13 mil unidades de guantes e igual cantidad de tapa bocas, que la inversión pudiera estar en manos de cualquier gobierno regional pero el despacho a su cargo no lo tienen a la disposición.
 
“Llegaron algunos recursos que no compensan 3 por ciento de inversión que necesitamos de un 100 por ciento. El personal de salud trabaja con vocación, pero tampoco podemos dejar que estén tan vulnerable y suceda lo que se ha presentado en el estado Zulia, que para nadie es un secreto que ante el incremento del contagio del COVID, los más afectados son el personal de salud”.
Informó que la gobernación del Estado Táchira le abrió las puertas a los organismos internacionales   que están generando bienestar para la población, porque el gobierno Nacional no envía los recursos que le corresponde.
 
“Hoy el estado Táchira es el primer Estado que va a contar con un hospital de campaña para triaje respiratorio en medio de la pandemia, porque la falta de gas ha obligado a la población usar leña, y eso ha generado problemas de salud respiratoria”.
 
701 casos por COVID-19 en el estado Bolívar
 
Al tomar la palabra el ex gobernador del estado Bolívar Andrés Velázquez, informó que hasta el momento tienen una cantidad de 701 casos en total en el estado Bolívar, siendo los municipios más afectados Gran Sabana, que es zona de retorno del lado brasilero; Caroní, Heres poblaciones indígenas, principalmente la zona de Camaracupay y de casos confirmados en el Municipio Sifontes, que recomendó poner especial vigilancia.
 
“Este Municipio Sifontes es minero y sabemos las precarias condiciones, allí no se cuenta absolutamente con ningún tipo de observancia de medidas para evitar el contagio de la COVID-19. No se cuenta tampoco en esta población con hospitales o clínicas privadas que pudieran dar respuesta frente a la situación que allí pudiera presentarse”.
 
Informó así mismo que en el caso del Municipio Gran Sabana y Santa Elena de Uairen, aquí han aumentado el contagio de manera incontrolable porque hay pasos sin control alguno, porque hay pasos, por lo que llaman trochas, lo que provocado el disparo del contagio de coronavirus.
 
Dijo que de acuerdo con un video presentado por quien usurpa el poder en el Estado Bolívar el General Justo Noguera, iban a instalar unas carpas para poner a la gente que iban entrando al país en confinamiento, pero sobre esta posibilidad no se ha sabido si se ejecutó o no.
 
“Lo último que tenemos es que la Comisión Distrital de Salud del Estado ha solicitado a todas las clínicas colaboración de ambulancias, respiradores y de camas para trasladar a Santa el Elena de Uairen”.  
 
Reveló que en los hospitales Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar, el Uyapar de Puerto Ordaz, y el Guaiparo de San Félix no se cuenta con   ninguno tipo de protección de los equipos de bioseguridad para los médicos.
 
“No hay camas, ni respiradores, es realmente alarmante y preocupante si el coronavirus se sigue expandiendo, porque   no se cuenta con la respuesta médico sanitario para enfrentar los crecientes casos que se van presentado”.
 
Alertó que el Estado Bolívar ocupa el cuarto lugar en contagios a nivel nacional y no se cuenta con la respuesta medico sanitario para atender esta pandemia.  “La sociedad venezolana de infectología ha señalado que las pruebas rápidas son insuficientes para determinar si hay o no COVID-19”.
 
“En el Estado Bolívar primero recogen las pruebas PCR, que son las que confirma si hay o no contagio y luego es cuando las envían a Caracas, para el resultado final.  Con el tiempo que esto tarda para recoger y luego procesar las pruebas, nos lleva a presumir que efectivamente el tema de estar al día con el número exacto de casos de contagiados no es el que dice exactamente el que señala régimen cada día”, concluyó Velásquez.
 
Gobierno de Brasil  implementó la operación Bienvenida o Acogida desde el año 2017
 
En este orden de idea la Embajadora de Venezuela en Brasil, María Tersa Belandria  dijo que el gobierno de Brasil  implementó la operación Bienvenida o Acogida desde el año 2017, para los venezolanos que emigraron para ese país y  fue profundizada por el Presidente Jair Bolsonaro, dicha operación está liderada  por la Casa Civil y está coordinada por 16 ministerios que son los encargados de la atención de los venezolanos.
 
“Brasil decidió mantener las fronteras abiertas pero  ordenada y para ello, trasladaron una enorme cantidad de recursos hacia la frontera, porque la primer población con la que se encuentra un venezolano cunado sale de Santa Elena de Uairén, es un poblado pequeño de nombre Pacaraima y también una pequeña comunidad indígena Pemón brasileña que comparten la lengua y costumbres con nuestros pemones del estado Bolívar”.
 
Indicó que la referida decisión fue política, por tal motivo no solicitaban visa, sino de acoger a los venezolanos de manera generosa, para ello se estableció el impuesto de atención inmediata, donde cada venezolano que cruzara la frontera le daban la opción de decidir su estatus migratorio, esto le permitía dos posibilidades, solicitar un protocolo de refugio, o solicitar una residencia temporal, es en ese preciso momento que entra la participación de la agencias internacionales como AGNUR, IM entre otras, que trabajan en conjunto con una operación coordinada en su totalidad por el ejecito de Brasil.
 
Una vez llevado a cabo varios procesos, el gobierno de Brasil le hace entrega a los migrantes venezolanos un documento fiscal y un documento de identidad, el cual le permite estar legalizado, este registró  a su vez le permitió al Presidente Bolsonaro que la ayuda de emergencia aprobada por el Congreso por el COVID-19, equivalente a 600 Reales brasileños durante 5 meses, fueran también beneficiados los venezolanos.
 
“Al cambio del día de hoy son 120 dólares, los venezolanos fueron incluido en esta ayuda de emergencia, tanto los refugiados como los residentes temporales o permanentes, siempre y cuando cumplieran con los requisitos, sin ninguna discriminación”. 
 
En el área de salud, los emigrantes y refugiados venezolanos tienen acceso público y gratuito a los servicios de educación y salud, “no hay ningún tipo de discriminación para tratar a nuestra población  de emigrantes y eso es positivo, concluyo.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322