Caracas - Venezuela
septiembre 22 2020 / 12:23 p. m.

Parlamento condenó asalto armado a las sedes del partido Acción Democrática por parte de colectivos armados de la dictadura

Fecha: 11/08/2020

(Caracas.11-08-20).- La Asamblea Nacional de Venezuela, en Sesión Ordinaria online de este martes condenó categóricamente el asalto armado a las sedes del partido político Acción Democrática (AD) ubicadas en el Distrito Capital, por parte de un grupo de colectivos de la dictadura de Nicolás Maduro y, a su vez, reiteraron que las Fuerzas Democráticas de la Unidad no participaran en la farsa electoral e insistirán en lograr la transición y elecciones verdaderamente justas, libres y verificables en donde los venezolanos puedan elegir su futuro.

El diputado Arnoldo Benítez en nombre de la Causa R, reiteró el apoyo irrestricto a la dirigencia y militancia de AD y fue uno de los parlamentarios que se sumó a respaldar la propuesta del presidente interino Juan Guaidó de denunciar estos atropellos contra AD, ante la ONU, OEA, Unión Europea, Internacional Socialista, Grupo de Lima, Parlatino, Parlamento Amazónico y otros; con el objetivo que el mundo democrático ratifique el carácter tiránico del usurpador Nicolás Maduro.

De igual forma, en el debate, subrayó que el régimen no pudo quebrar a la oposición con la “operación alacrán” y tampoco impidió que las veintisiete organizaciones políticas democráticas se unificaran para no participar en la farsa electoral que pretende llevarse a cabo el 6 de diciembre.

Planteamientos de Rómulo Betancourt

Entre tanto, la parlamentaria María Beatriz Martínez, pidió a los venezolanos “rebelarse y actuar con contundencia contra los desmanes del régimen y aseguró que el Partido Justicia (PJ) apoya y tiene un absoluto compromiso con Acción Democrática y la ciudadanía “para concretar un nuevo Pacto Unitario Nacional, que tenga como “causa común el discurso político de Rómulo Betancourt, padre de la democracia de Venezuela”.

Citó las palabras del expresidente venezolano expresadas el 13 de septiembre de 1957, donde planteó la misma consigna que impulsa la oposición democrática en los actuales momentos: “Elecciones libres; unión de todas las fuerzas democráticas del país, organizadas políticamente sin militancia partidaria, en un solo frente nacional; amnistía política; libertad de presos y regreso de exiliados; restitución de las libertades públicas; conquista de un régimen representativo surgido de comicios democráticos que administre con honradez y atienda las necesidades materiales y culturales de las mayorías nacionales. Por una Venezuela libre y de los venezolanos”.

Expropiación a otras sedes

El legislador Denncis Pazos en nombre de Un Nuevo Tiempo (UNT) mostró respeto, admiración por la lucha y valentía de la legítima militancia y dirección general de AD, a la cual pertenece su colega parlamentario Henry Ramos Allup y advirtió que esta tropelía inconstitucional contra la tolda blanca, se podría extender hacia otras organizaciones políticas opositoras, y por ende, exhortó a no dejar que ésta y otras instituciones partidistas caigan en manos del régimen.

“Acción Democrática le debemos el voto, nuestra historia política, y la defensa de la democracia”, expresó Pazos.

Pase de factura

En el debate, tomó la palabra el diputado Williams Dávila militante de AD, quien indicó que la dictadura arremetió de forma violenta contra las sedes principales del partido, apoyado por el régimen, debido a que su dirigencia y militancia legítima decidieron unánimemente, no acatar la sentencia írrita del espurio TSJ sobre la intervención de los partidos políticos, entre esos AD y no avalar el fraude electoral.

Ratificó que la única dirección nacional legitima de AD, es la presidida por Henry Ramos Allup y anunció que desde hoy, el partido blanco, inicia su lucha pacífica en contra la dictadura. Dijo que este acto de premeditación y alevosía criminal, “se repite la significación política y social de Rómulo Gallegos, en su novela ´Doña Bárbara´” y consideró que esta acción violenta debe ser condenada por el mundo y denunciada a las organizaciones internacionales.

El parlamentario se refirió a los exmilitantes de la tolda blanca como “truhanes” a quienes tomaron ilegalmente la sede del partido, ordenados por “Bernabé Gutiérrez, principal instrumento del régimen usurpador de Maduro, que traicionó a la maquinaria electoral de AD, cometió un alto de deslealtad al partido y traicionó los valores y principios democráticos del pueblo venezolano”.

“No somos un partido creado por decreto, como lo dijera Andrés Ely Blanco, y por eso, no podemos disolvernos por decreto. La decisión de combatir hasta triunfar no sale de decretos ni sentencias. Se equivoca la pandilla de alacranes, quienes siempre serán señalados con el dedo de la ignominia en las páginas de la historia”, refutó, el parlamentario quien recalcó que AD “somos la conciencia de Venezuela”.

Dávila aseguró que la organización política sigue en la lucha para erradicar esta pretensión militarista de esta dictadura de Maduro, que se “ha aprovechado de nuestras riquezas naturales y el dinero del pueblo para enriquecer una cúpula militarista vinculados con el narcotráfico y además sustentan el poder material de la República”.

Imitan a Chávez

Consecutivamente, el diputado Simón Calzadilla aseveró que el régimen de Nicolás Maduro ejecuta otra de sus “jugadas autoritarias”, violatorias de la Constitución y de los más elementales derechos políticos de los ciudadanos cuando confisca las siglas y sedes de partidos políticos opositores a su legítima militancia y dirigencia emulando lo que el propio Chávez, en el año 2011 hizo con las organizaciones políticas Bandera Roja, Copei, PPT y Podemos.

Para el legislador este “acto vandálico” de robarle las siglas a la militancia y dirigencia de AD, PJ y VP, usando siempre a “pseudo-militantes traidores”, que se prestan a estas “barbaridades son sus nuevos compinches y asociados para delinquir, atropellar, y violar derechos humanos y políticos”.

“El venezolano de buena voluntad, no podría prestarse para votar o ser candidato de tarjetas plagiadas por el régimen y entrar a una sede tomada por colectivos armados oprobiosos, que asesinan, atropellan y maltratan al ciudadano y al pueblo venezolano, que protesta y exige democracia, porvenir y una vida mejor”, fustigó Calzadilla perteneciente a Concertación.

Un solo tricolor nacional

En su intervención sobre la violenta toma de la sede de AD por colectivos armados del régimen, la diputada Sonia Medina consideró necesario rememorar la historia republicana de la nación que incluye la verdadera democracia que vivieron los venezolanos a partir de 1958 hasta 1998, en la cual el partido Acción Democrática liderada por Rómulo Betancourt, contó con la mayoría del voto de los venezolanos.

Señaló que hoy, Acción Democrática y su militancia sufren los embates de esta dictadura terrorista que viola constantemente los derechos humanos y no escatimó en que esta situación aberrante de violencia generada por el régimen pueda ser implementada contra todas las organizaciones políticas a quienes han secuestrado nuestras tarjetas.

Medina acotó que “hoy, blancos, amarillos, naranjas, azules, todos los colores políticos, nos cobijamos en uno solo, como es: el tricolor nacional” y aseguro que las organizaciones políticas democráticas “no vamos a parar, ni a descansar hasta lograr la libertad de Venezuela, que nos permitirá recuperar nuestras siglas, tarjetas, sedes y sobre todo, la dignidad de la militancia”.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322