Caracas - Venezuela
marzo 02 2021 / 6:44 a. m.

Militarización de las fronteras y el uso de calificativo como ilegales para referirse a migrantes viola los DDHH

Fecha: 02/02/2021

Caracas, martes 02 de febrero 2021.- El presidente de la Comisión Permanente del Poder Popular y Medios de Comunicación de la AN, diputado Jony Rahal rechazó las medidas adoptadas por el gobierno peruano para contener la migración en la frontera con Ecuador y reiteró la necesidad de abordar el fenómeno migratorio desde un enfoque de derechos humanos.

Así lo indicó el parlamentario este martes, en el debate que se llevó a cabo en la Comisión Delegada vía on line, sobre la grave situación de los migrantes venezolanos en especial en áreas fronterizas.

“La militarización de las fronteras y el uso de calificativo como ilegales para referirse a personas migrantes, representa una clara violación de los derechos de las personas, porque vulnera el principio de no criminalización de la migración irregular”.

El diputado recalcó que mientras el régimen de Maduro continúe en el poder seguirá la migración venezolana, por tal razón, aseveró los planes de militarizar las fronteras no es la solución, a su juicio, es un camino populista y poco humano frente a una crisis humanitaria, ante ello, le solicitó al gobierno del Perú que debe más bien profundizar su apoyo hacia Venezuela sin miedo, con coraje para ayudar a acabar con esta dictadura criminal.

Aseveró que el gobierno del Perú tiene el interés legítimo de asegurar y ejercer control fronterizo, pero a su vez, también existe la obligación de respetar los derechos humanos “y hoy no lo están haciendo”.

Dijo que las zona fronterizas no son territorios desprovistos de protección, por el contrario, debe garantizarse el derecho al refugio, el principio de no devolución, estándares del uso de la fuerza y el debido proceso entre otros derechos universales conquistados.

De igual forma en virtud del principio del interés superior del niño, principio universal de protección del niño, deben tomarse acciones inmediatas para evitar el uso de balas y otros métodos de disuasivos que puedan atentar contra la integridad de niños, niñas y adolescentes migrantes en este caso, “de nuestros hijos venezolanos”, advirtió.
Rahal agradeció a las distintas personalidades, instituciones públicas a organizaciones no gubernamentales a universidades que ha visibilizado y han repudiado este hecho con mucha fuerza en pro de los derechos humanos del pueblo de Venezuela.

Así como a la Defensoría del Perú que actuó de manera diligente, al llamado que hizo la Embajada de Venezuela en Perú, a distintos instituto de la democracia, a la Universidad Católica de ese país, por su pronunciamiento que sin duda están en contra de la violación de los derechos humanos.

El venezolano no es un emigrante sino un refugiado que huye de una guerra asimétrica que tiene Maduro

En este sentido, la presidenta de la Subcomisión de Asuntos Fronterizos, diputada Gaby Arrellano indicó que el venezolano no es un emigrante sino un refugiado que huye de una guerra asimétrica que tiene Nicolás Maduro, oprimiendo y esclavizando con ello al pueblo venezolano.

Aseveró que para este año 2021 la crisis de refugiados venezolanos será más grande que la de Siria, donde ha existido un conflicto bélico por décadas. “En nuestro país no hay una guerra convencional, pero si hay un modelo político que obliga al pueblo venezolano a huir de nuestro territorio, por tal sentido, hay que hacer todo nuestros buenos oficios para que se reconozca el estatus de refugiado a todos los desplazados forzosos venezolanos que están en América Latina”.

Arellano aseguró que la escasez de alimentos, medicamentos y las pocas oportunidades que tienen los ciudadanos en el país, obliga a centenares a seguir saliendo del territorio venezolano y ahora con el COVID-19 las fronteras se encuentran cerradas y esto ha hecho que utilicen las “trochas” para tal fin.

Señaló que el pasado 27 de enero en la frontera entre Arauca y Venezuela la Marina colombiana volcó unas “canoas” donde viajaban migrantes venezolanos que huían del territorio, ante ello, dijo que hoy para ingresar al territorio colombiano es una odisea.

“Esta situación agudiza los pasos fronterizos y se traslada a las fronteras entre Venezuela - Colombia - Ecuador- Perú - Chile y así se repite lamentablemente la violación sistemática de los derechos humanos que no se detiene al cruzar las fronteras sino que se empeoran”, recalcó.

La parlamentaria solicitó que la AN debe hacer sus buenos oficios ante el Grupo de Lima, Naciones Unidas y los gobiernos aliados de América Latina para evitar la violación sistemática de los derechos humanos, la trata humana de adolescentes y niños que terminan en las manos del narcotráfico y las mafias trasnacionales que se aprovechan de la vulnerabilidad de los venezolanos, de igual forma dijo que ACNUR se debe abocar por la integridad de los refugiados.

“Que estén las fronteras cerradas no limita que los venezolanos huyan del país, al contrario, el aumento de los desplazados forzosos se incrementa cada día”.

Los venezolanos no están invadiendo ningún país están huyendo de una terrible crisis humanitaria

En este mismo punto, tomó la palabra la presidenta de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la AN, diputada Olivia Lozano quien indicó que la migración Venezolana es la mayor crisis de América Latina y una de las más altas del mundo, según los datos recogidos por ACNUR.

Esta situación es producto de la búsqueda de escapar de la crisis humanitaria compleja en Venezuela que hasta hoy hay un registro de 6,4 millones de venezolanos repartidos por el mundo y se estima que para finales del año 2021 serán 8 millones, de no tener los ciudadanos garantía a una mejor calidad de vida en el país, informó la diputada.

Lozano indicó que de los 6,4 millones del registro, 2,5 millones son mujeres y las mismas están expuestas a la agresión, al maltrato y al tráfico de venezolanas “y esto se está incrementando”, resaltó.

Manifestó que los venezolanos no están invadiendo ningún país, están huyendo de la terrible crisis humanitaria que hay en Venezuela y ante ello, advirtió que es urgente mayor presencia de organizaciones internacionales para apoyar a los Estados receptores y a su vez dijo, que se debe continuar presionando para que se dé el cambio político en Venezuela.
“Rechazamos la xenofobia y el bullying, un fantasma que persigue a todos los venezolanos en estos momento difíciles”.

A juicio de la diputada, sin solución política, sin cambio político en Venezuela no hay forma de parar la crisis migratoria y a la vez señaló, que se debe reforzar las alianzas de los pueblos libres, democráticos y respetuosos de los derechos humanos para así forzar al régimen de Maduro que haya unas elecciones libres con garantías verdaderamente competitivas, con el fin de que haya un cambio en paz en la nación, enfatizó.

De acuerdo a la convención aprobada en Cartagena en 1984 el venezolano debe ser considerado refugiado

Para culminar el debate el Presidente de la Comisión Mixta en Defensa de la Soberanía Venezolana sobre el Territorio Esequibo y su Fachada Atlántica, diputado Williams Dávila, aseveró que debe dársele la cualidad de refugiado a los compatriotas venezolanos de acuerdo a la convención aprobado en Cartagena en 1984 y en cuanto a la Organización de Estados Americanos (OEA), es imprescindible que ejerza todas las acciones vinculadas a la acción contra la trata de blanca y de toda forma de esclavitud hacia los venezolanos, en este caso.

“Rechazamos y repudiamos todo acto xenófobo, discriminatorio contra los venezolanos, no lo aceptamos y cuando volteamos la cabeza vemos que solo hay una causa y es una dictadura, la de Nicolás Maduro que solo por mantenerse en el poder le importa para nada el sufrimiento humano”.

Denunció que en la frontera entre Venezuela y el norte de Santander los negocios pululan en la zona, producto de las roscas de los que forma parte del régimen de Maduro.

“Los protectores de los estados Táchira, Mérida y de otras zonas amparan y protegen redes a los fines de pasar productos desde Colombia y según la opinión que se oye en esas zonas, el que pase el producto tiene que pagar 5% por el traslado de su mercancía. En esa zonas limítrofes hay personas que lograron comprar negocios, restaurantes, líneas de transporte, toda una red que se alimenta de los negocios que hacen a costa de la crisis económica de Venezuela en Cúcuta”.

Aseveró que las fronteras están cerradas para el común, pero no para los que se “aprovechan desde la dictadura para blanquear capitales”.

Dávila informó que los venezolanos contribuyen con el 40% de la renta en Cúcuta y en todo su territorio nacional con el 30% y aun así, “somos víctimas de actos discriminatorios y muchas veces nos mal ponen contra la población alegando que somos factores de inseguridad, además, nos critican cuando recibimos ayuda de la comunidad internacional como si ese dinero fuera del presupuesto de algunos de los países que no están recibiendo”.

Recalcó que esos recursos vienen de la comunidad internacional supervisado por ACNUR y otros organismos internacionales.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322