Caracas - Venezuela
julio 13 2020 / 1:20 p. m.

Parlamento aprobó Acuerdo en Conmemoración por el Día Mundial del Refugiado

Fecha: 23/06/2020

(Caracas-22/06/2020).- Los diputados a la Asamblea Nacional, en Sesión Ordinaria, aprobaron por unanimidad el Acuerdo en conmemoración por el Día Mundial del Refugiado, celebrado el pasado 20 de junio y solicitaron a los Gobiernos Democráticos aliados al Gobierno Interino de la República de Venezuela, otorgar el estatus de refugiado a millones de venezolanos desplazados de manera forzosa, que han salido huyendo por la violación de sus derechos humanos y la emergencia humanitaria compleja agravada originada por la dictadura de Nicolás Maduro.

De igual forma, pidieron urgir a los estados miembros del sistema americano y al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, a implementar las acciones concretas de atención de crisis de refugiados venezolanos, tales como, la emisión de una tarjeta de movilidad regional para subsanar el tema de la identidad de los refugiados venezolanos.
El Parlamento, invitó a David Smolansky, Comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, quien reiteró que “desde la OEA, hemos impulsado que a migrantes venezolanos, se les otorgue el estatus de refugiados, que les permitiría una protección permanente, acceso a su documentación legal, derecho a la salud, educación e inserción laboral”.

Explicó que los venezolanos deben ser considerados refugiados en toda la región según la Declaración de Cartagena, la cual extiende el concepto de refugiados a “personas que han huido de sus países porque su vida, seguridad o libertad, han sido amenazadas por la violencia generalizada, la agresión extranjera, los conflictos internos y la violación masiva de los derechos humanos”.

El coordinador de la OEA para la crisis de migrantes venezolanos, indicó que son más de 5.5 millones de desplazados venezolanos, considerado como la crisis de refugiados más grande que se haya registrado en la historia de América Latina y el Caribe.

“Hoy los 5.5 millones de venezolanos en el exterior, somos más que el total de la población de países como Panamá, Costa Rica, Uruguay, Nueva Zelanda, Croacia o Islandia”, subrayó al mismo tiempo, aclaró que “no somos migrantes económicos o voluntarios, hemos sido expulsados” por una tiranía criminal que sumerge a los venezolanos en hambruna, enfermedad, pobreza, violencia, y falta de servicios básicos.

Smolansky puntualizó que Venezuela es la segunda población más desplazada del planeta después de Siria, sin embargo, acotó que es la primera población desplazada del planeta, sin haber tenido una catástrofe natural ni una guerra convencional.

Anunció que desde la OEA, se inició una campaña regional que lleva como nombre: “Yo soy, venezolano, yo soy refugiado” que busca sensibilizar a los gobiernos de la región y a la sociedad latinoamericana y caribeña para “darle hospitalidad a los venezolanos y prevalezca el sentimiento de solidaridad”.

Campamentos humanitarios

Por su parte, la diputada Gaby Arellano pidió a la plenaria de la AN, elevar una comunicación oficial a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), específicamente, a su oficina de Refugiados, solicitando la instalación de programas y campamentos humanitarios durante la pandemia para ofrecer atención a los migrantes venezolanos.

Arellano subrayó “pertinente y relevante” que los gobiernos democráticos aliados al gobierno encargado, otorguen el estatus de refugiados y hagan cumplir lo que establece el Convenio de Cartagena, de la cual Venezuela es firmante.

Aseguró que desde el Parlamento seguirán alzando la voz por todos venezolanos desplazados de manera forzosa fuera del territorio, quienes siguen padeciendo una tragedia para acceder a documentos legales de identificación que les permitirá garantizar su derecho al trabajo, salud, y educación.

La legisladora advirtió que en medio de la cuarentena impuesta a nivel mundial para enfrentar el coronavirus, muchos migrantes venezolanos que están en Colombia, Ecuador y Perú, se quedaron sin trabajo, hogar y alimentación, y en consecuencia, hoy están en las calles viviendo a la intemperie.

Maduro culpable

Para la diputada Marianela Fernández, definitivamente la migración de connacionales, ocasiona “mucho dolor, sacrifico, separación entre familias y hoy son víctimas, desafortunadamente de xenofobia, discriminación y “de todas las penurias que conlleva a ser migrante”.

En sesión on-line aseveró que en Venezuela existe una férrea dictadura que ha transgredido derechos fundamentales de la población venezolana.

En nombre del órgano unicameral solicitó que se ejerzan las acciones necesarias ante la Organización Internacional para las Migraciones (OIM); el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Ante la Comunidad Andina de Naciones (CAN), para que se garantice el acceso a los servicios básicos de salud de los connacionales.

Responsabilizó a Nicolás Maduro y a “sus secuaces que hoy asaltan el poder en Miraflores”, de ser los culpables de las penurias que están pasando los migrantes venezolanos.

Entre tanto, el asambleísta Jony Rahal reveló que en Suramérica hay más de 3 millones de venezolanos, entre residentes permanentes legales y “absolutamente” ilegales, que están bajo un estado de “vulnerabilidad terrible” y que, sin duda, “debemos resolver esta situación”.

Recomendó al Gobierno Interino articular esfuerzos con los países que acobijan a migrantes venezolanos para que agilicen los trámites y reconocimiento oficial de estatus de “refugiado” a los centenares de miles de conciudadanos que están en el “limbo” y se les dificultad su permanencia.

Rahal exhortó al Grupo de Lima, OEA, y la comunidad internacional que tengan conocimiento de la situación de la crisis migratoria venezolano y ejecute presiones externas necesarias para que en Venezuela haya un cambio de gobierno inmediato.

“Si nosotros este año, no salimos de esta narcodictadura; sepan los países que están recibiendo a venezolanos que la cifra de la diáspora va a duplicarse”, advirtió el parlamentario quien pidió ayuda a las naciones democráticas a “minimizar esta amenaza” hemisférica que es la dictadura de Maduro.

Instaurar Gobierno de Emergencia

Consecutivamente, el diputado Marcos Aurelio Quiñonez, presidente de la Subcomisión de Atención a Exiliados venezolanos resaltó la urgencia de instalar un Gobierno de Emergencia Nacional para atender la crisis migratoria de los connacionales, ya que a su juicio, esta propuesta es una esperanza para que millones de venezolanos en un futuro cercano puedan retornar a Venezuela en libertad.

Alabó las gestiones realizadas por la presidencia encargada, la Subcomisión de Atención a Exiliados venezolanos y las Comisiones de Justicia y Paz, en favor de los migrantes venezolanos que están disgregados en varias partes del mundo, “a quienes luchan por un mejor futuro, y trabajan con el objetivo de sustentar económicamente a sus familias que están en el país y puedan sobrevivir a la agobiada crisis que existe desde hace tiempo en Venezuela”.

Activación Art. 187 numeral 11

Para culminar, el legislador Richard blanco pidió a la plenaria tomar medidas urgentes sobre la crisis migratoria y, por ende, requirió aprobar la discusión y se pueda activar con el voto de todos los parlamentarios, el artículo 187 numeral 11 de la Constitución, para darle poderes especiales al Presidente de la República y solicité la coalición internacional, “porque solos no podemos”.

Alertó que la situación de la diáspora tiende a empeorar según las proyecciones de los principales países de acogida donde los venezolanos suelen incrementar las filas de la informalidad, la pobreza y el desempleo.
También hizo énfasis que la situación dramática que viven los venezolanos que retornan al país y donde el “delincuente usurpador” de Nicolás Maduro impone nuevas barreras a través de restricciones que implica un 80% de reducción en el ingreso de conciudadanos por las zonas limítrofes de acuerdo a cálculos suministrados por Migración Colombia.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322