Caracas - Venezuela
septiembre 19 2020 / 2:31 a. m.

AN desconoció por inconstitucional reglamento del CNE ilegal que viola los derechos políticos de los pueblos indígenas

Fecha: 11/08/2020

Caracas martes 11 de agosto de 2020.- La Asamblea Nacional desconoce y rechaza por inconstitucional el reglamento impuesto por el ilegítimo Consejo Nacional Electoral, que regula la elección de los representantes indígenas al parlamento, minimiza el derecho a la participación política de los pueblos y comunidades étnicas, violando la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Así lo señala el acuerdo propuesto por la Comisión de los Pueblos Indígenas, aprobado por el ente legislativo, durante la sesión ordinaria celebrada este martes 10 de agosto de los corrientes, vía online, que tienen como objetivo la defensa de los derechos políticos establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), en la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas (LOPCI), así como en convenios y tratados internacionales suscritos por la República.

El acuerdo aprobado exhortar a los pueblos y comunidades indígenas de Venezuela, así como sus organizaciones propias, a dar a conocer la ilegalidad, atropello y violación de los derechos civiles y políticos del viciado reglamento del ilegítimo CNE.

Además, contempla dirigir una comunicación en la que se describan todos los hechos que configuran la violación de los derechos civiles y políticos de los pueblos y comunidades indígenas de Venezuela, al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, al presidente del Consejo Permanente de la Organización de las Naciones Unidas, a la Comisión de Derechos Humanos y a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Durante el debate el diputado por los pueblos indígenas del occidente del país, Virgilio Ferrer calificó la imposición del reglamento del CNE, como el acto más atroz cometido por la dictadura de Maduro, que a su juicio odia a los pueblos indígenas.

“No le perdonan que en el año 2015 se eligió de forma legítima a los tres diputados indígenas del occidente, oriente y del sur de Venezuela. Este reglamento viola el principio de la democracia representativa y elimina la elección secreta de los diputados y viola los artículos 62, 63, 186 y 125 que son deberes y derechos de los pueblos indígenas consagrado en nuestra Constitución”.

Recordó el diputado Ferrer que la magistrada Indira Alfonso es la misma que en el año 2015 eliminó los diputados de Amazonas, que inventó la figura del desacato de la Asamblea Nacional legítima, y ahora pretende como rectora del CNE ilegítimo, eliminar los derechos civiles y políticos de los indígenas y elegir sus representantes ante el parlamento en asambleas comunitarias, en una elección de segundo grado violando la Constitución Bolivariana de Venezuela.

“Quiero decirle a esta señora que ninguna ordenanza, ninguna providencia, ninguna ley orgánica, está por encima de nuestra Carta Magna y no puede cambiar sus principios. Además de esta barbarie, pretende que solo organizaciones afectas al régimen participen en unas elecciones comunitarias, porque le tienen miedo al pueblo”.

Agregó que la rectora usurpadora Indira Alfonso, al igual que al régimen, odia a los indígenas, a quienes mantienen en genocidio contante y sistemático, muriéndose de hambre, sin hospitales, ni escuelas, sin vías de comunicación y expulsándolos de sus territorios.

Solicitó al presidente (e) Juan Guaidó, que encabece la lucha por los pueblos indígenas, para denunciar esta grave situación, ante los organismos internacionales como: la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, para que sean sancionados estos atropellos contra las etnias originarias de Venezuela y restablecer sus derechos constitucionales.

El diputado indígena del estado Apure Javier Linares, indicó que el CNE usurpador que la eliminación del derecho al voto secreto universal y directo, conlleva a la exclusión política y social de las comunidades indígenas, que hoy son desplazados también de su habita por mafias y guerrilla extranjera.

Relató que las comunidades indígenas hoy sufren enfermedades ya erradicadas en el país durante la democracia, como la malaria y paludismo ante la mirada indiferente e insensible del régimen. “Además los indígenas tenemos que enfrentar las mafias que ocupan y explotan nuestro territorio, extrayendo sus riquezas y minerales. Hoy también están afectados por el virus COVID-19, para nadie es un secreto que no se cuentan con centros de salud, ni atención médica calificada”.

En nombre de la representación indígena del Estado Apure, el diputado Linares rechazó la farsa o el “megafraude” electoral convocado por el régimen de Nicolás Maduro para el 6 de diciembre.

Mientras que la diputada por el estado Delta Amacuro Larissa González, rechazó, en nombre de la fracción parlamentaria de Acción Democrática, el reglamento del CNE ilegítimo, mediante el cual se pretende normar las elecciones parlamentarias de las representaciones indígenas.
“El régimen que dice ser defensor de los pueblos indígenas, en los últimos 20 años lo que ha hecho es socavar los derechos de los pueblos originarios. Nuestros indígenas a lo largo y ancho de Venezuela están sufriendo las penurias y los embates de la crisis provocada por este régimen”.

Hizo un llamado a las comunidades y organizaciones internacionales para que volteen su mirada hacia Venezuela a la alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU Michel Bachelet, para que atienda la situación de flagrante violación de los derechos de los pueblos indígenas.

“Muchas etnias están en peligro de extinción por la crisis que están viviendo en sus comunidades, agravada por la pandemia del COVID-19. Es fundamental que la Asamblea Nacional sea el enlace para que el mundo conozca la terrible situación que viven los pueblos originarios en nuestro país”.

Finalmente, el presidente del Parlamento Amazónico de Venezuela diputado Romel Guzamana, manifestó que el régimen reitera un nuevo orden “comunista”, para acabar con los derechos políticos y civiles de los pueblos y comunidades indígenas.

Destacó que este reglamento jamás fue consultado a los 44 pueblos indígenas de Venezuela, fue elaborado en tiempo récord, violando la Carta Magna, la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas (LOPCI), la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE) y los derechos propios de uso y costumbres de las etnias originarias.

“Este reglamento no fue presentado ante la Asamblea Nacional para darle formalidad legislativa. La violación de los derechos humanos al proceso electoral desmejora y desvincula de las elecciones futuras a los pueblos indígenas. Por eso el TSJ usurpador no puede cederle la facultad al CNE para dar derechos sin consulta plasmada en la Constitución nacional “.

Afirmó que se pretende celebrar unas elecciones ficticias y amañadas contra los ciudadanos indígenas. Se elimina además un organismo de defensa y Derechos Humanos como son las organizaciones indígenas, que son las que facultan unas elecciones en las comunidades, para que elijan a sus representantes.

Aseguró que esta medida va a provocar choques entre líderes de las etnias, divisiones y anarquía por una elección indebida. “Rechazamos que unas elecciones se realicen a mano alzada, que los candidatos sean elegidos por una asamblea comunitaria, que sea una votación indirecta y no directa, que sea una votación en segundo grado, en público para descalificar al oponente, la eliminación del voto uninominal y por mayoría calificada”.

Exhortó a los pueblos indígenas a no participar en esa farsa electoral, que se abstengan a salir a votar y a recibir cualquier nominación del régimen. “Sabemos que, a través del Ministerio de los Pueblos Indígenas del régimen, están visitando las comunidades para persuadirlas a apoyar esta farsa, que los indígenas deben rechazar”.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322