Caracas - Venezuela
marzo 02 2021 / 6:17 a. m.

Borges pide a la relatora de la ONU no prestarse para el juego de Maduro

Fecha: 11/02/2021

 

                                                                                                                                                      El comisionado solicitó a la funcionaria que visita Venezuela no reproducir el discurso de Maduro y apegarse al principio de imparcialidad

El Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, se pronunció este jueves sobre la Relatora de la ONU para las medidas coercitivas, Alena Douhan, que finalizará su visita a Venezuela este viernes. Borges señaló que es fundamental que la representante del organismo multilateral no reproduzca el discurso del régimen de Maduro sobre las sanciones como causa de la grave crisis. A su vez, el comisionado denunció que la dictadura secuestró la agenda de la funcionaria. 

 

“Es fundamental que el reporte que vaya a emitir la relatora de la ONU sobre las conclusiones de su visita a Venezuela, responda a la realidad que viven los venezolanos y no reproduzca el discurso de la dictadura sobre las sanciones. Solo de esta manera se reflejará la imparcialidad y el apego a los DDHH de quien representa el mandato de Naciones Unidas. Resulta curioso que el régimen, que durante años ha negado el acceso al país a organizaciones de DDHH del mundo, incluso de la ONU, haya permitido la visita de la relatora sin mayores obstáculos. Esperan que esta emita un veredicto a su favor y en contra del pueblo venezolano”, sostuvo. 

 

Borges explicó que la profunda crisis inició antes de la presión internacional, ya que es producto de las pésimas políticas económicas del régimen y la corrupción rampante que promueve la dictadura. “Para el 2014 el barril de petróleo estaba en más de 80 dólares y la producción de PDVSA era cercana a los 3 millones de barriles, pero el pueblo venezolano ya sufría escasez y los mercados estaban desabastecidos. En el 2016 tampoco había presión internacional, sin embargo, la escasez de medicinas ya era de 80% en el territorio nacional y los casos de Malaria habían llegado a 400 mil por la falta de vacunación. De manera que es muy claro que la causa del sufrimiento humano y del deterioro institucional es el modelo que representa Nicolás Maduro, un proyecto sustentado en la corrupción y la represión. Se estima que son más de 300 mil millones de dólares que Maduro le ha robado al erario público, un dinero que debió utilizarse en la mejora de las condiciones sociales de los venezolanos, terminó en las cuentas de unos pocos y en el financiamiento de proyectos políticos en la región”, sentenció. 

 

Asimismo, recordó que el régimen secuestro la agenda de la funcionaria para evitar que esta conociera el relato de la sociedad civil. “La dictadura secuestró la agenda de la funcionaria de la ONU, no permitió un contacto abierto con la sociedad civil y con las víctimas de las violaciones a los DDHH del régimen. Hay historias que la relatora debe conocer, historias de presos políticos, civiles y militares, que han sido torturados por defender la Constitución y el país. La Misión de Determinación de Hechos de la ONU reflejó en su informe que estas no son prácticas aisladas, forman parte de un patrón sistemático que dirige Nicolás Maduro”, detalló.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322