Caracas - Venezuela
febrero 03 2023 / 1:18 p. m.

Diputados acusan al régimen de utilizar la necesidad del ser humano y sus derechos fundamentales para realizar control social

Fecha: 28/05/2020

Caracas, jueves 28 de mayo de 2020.-La presidenta de la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, la diputada por el estado Zulia Nora Bracho, advirtió que el régimen busca quedar como el salvador de la crisis del suministro de agua que ellos mismos provocaron, ahora inventan otro “guiso” para llenarse los bolsillos a través de la llegada de unos camiones cisternas, como parte de un convenio con China.

La parlamentaria zuliana inició el debate sobre el problema de escasez de servicio de agua potable que está enfrentando la población venezolana, en la sesión ordinaria de este jueves 28 de mayo, celebrada vía digital por el sistema zoom.

En este sentido informó, que la ONG Ciudadanía sin Límites precisó, que, si se quisiera solo igualar la distribución del agua del acueducto metropolitano, se necesitarían 86 mil 400 viajes diarios de cisternas de 20 mil litros y para abastecer solo a Caracas de agua, se requerirían 30 mil súper cisternas diarias.

Condenó y rechazó el aumento de las tarifas del servicio de agua por parte del régimen. Medida que calificó de descaro porque la mayoría de la población venezolana no tiene agua y si les llega es racionada. “En algunos sectores de la capital el alza de los precios alcanzó hasta 400 mil por ciento”.

Al mismo tiempo, se refirió al caso específico del hospital Universitario de Maracaibo donde los enfermos no cuentan con el vital líquido, viendo afectada su recuperación, y a la vez cuestionó la salubridad de los pisos 6 y 7 de ese centro de salud si el agua es subida en “pipas”.

Advirtió que la situación del servicio de agua potable en el país es un problema que sigue ganando terreno y agudiza el riesgo de contagio del coronavirus. “Es sumamente doloroso ver lo que se padece, sentir el sufrimiento de la gente, que se ha convertido en mulas de carga para llenar cualquier envase con agua, en ríos, quebradas, en tomas improvisadas y cañadas donde pasa agua con residuos fecales o son vertederos de basura”, reveló alarmada la diputada Bracho.

Dijo que también se han observado largas colas que tienen que hacer los ciudadanos, para que una cisterna le suministre un poco del preciado líquido, cuando el agua fue declarada por la ONU como un derecho humano y Venezuela está lejos de garantizar este derecho, cuando el agua es una sustancia esencial para la salud y la alimentación, subrayó.

“Se tienen que cumplir con ciertos requerimientos para que todas las personas puedan disponer del agua, debe ser suficiente, accesible, saludable y poseer propiedades físicas inalterables, incolora, inolora e insípida y el agua en Venezuela no tienen ninguna de estas condiciones. Este régimen en 20 años ha invertido poco o nada, en crear nuevas fuentes de agua como represas o adecuar instalaciones de potabilización o los acueductos trayendo como resultados que 82% de la población no recibe agua continua y la que recibe, es de dudosa calidad”.

Señaló que de acuerdo con el Observatorio de Conflictividad Social, solo en el mes de abril se registraron 158 protestas por la falta del agua en el país, estadística que ya fue superada en lo que va del mes de mayo, alertó.

Para finalizar su intervención, indicó que en la instancia parlamentaria que preside reposan todos los planes para el rescate del sistema de hidrológicas, que van desde las fuentes de agua, los sistemas de potabilización y de distribución, que están contemplados en el Plan País.

Régimen utiliza las necesidades del ser humano para hacer control social

En este mismo orden, la diputada María Gabriela Hernández, presidenta de la Comisión Permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la AN, tomó la palabra y aseveró que el régimen utiliza la necesidad del ser humano y sus derechos fundaméntales, para realizar un control social férreo sobre las comunidades y el pueblo venezolano.

“El régimen utilizó treinta millones de dólares para la compra de trescientas cisternas, sabiendo que con esa cantidad de dinero, se pudo haber restablecido el sistema Tuy 2 y con ello lograr una solución más duradera y digna para la gente.

La representante del estado Monagas dijo que una de las angustias que aqueja en este momento a las madres venezolanas es no tener acceso al agua potable, para la higiene, la salud y el alimento de la familia.

“El agua es un derecho fundamental del ser humano, pero la dictadura también se ha encargado de violarlo de manera permanente. Es urgente que el pueblo de Venezuela entero concuerde con la política de un Gobierno de Emergencia Nacional y que se ponga fin al sufrimiento de la familia venezolana, cuyos derechos fundamentales cada vez se ven más estropeados y vulnerados”, subrayó.

Crecimiento desmedido del lago de Valencia afecta distribución de agua en el centro del país

El vicepresidente de la Comisión Permanente del Poder Popular y Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional, diputado Ángel Álvarez Gil, indicó que la solución al problema del agua y de todos los servicios públicos tiene que ser integral pero específicamente en el caso del agua, lo principal es la potabilización, el almacenamiento, saneamiento y el control del nivel del lago, particularmente en la región central.

El representante por el estado Carabobo, alertó que si no se resuelve el tema del lago de Valencia, sobre su crecimiento desmedido, no se resolverá el problema del agua en el centro del país, porque están conectadas todas sus etapas, como son la fase de producción y distribución del vital líquido para los estados, Aragua, Carabobo y Cojedes.

Aseveró que Venezuela enfrenta una amenaza latente en materia epidemiológica, como consecuencia del colapso de los servicios públicos, producto del centralismo, corrupción, falta de inversión e indolencia, por más de 20 años que tiene al país en una situación de caos, que se agrava con la aparición del COVID-19.

Señaló que existen unos pocos ciudadanos que pueden pagar por el servicio de una cisterna la cantidad de noventa dólares, pero la mayoría de los venezolanos no pueden, “es una fragrante violación de los derechos humanos”.

“Desde la Asamblea Nacional, hemos asumido la responsabilidad con los ciudadanos acompañándolos en sus justos reclamos, pero siendo muy claro que solo un viraje en el modelo político, garantizará la posibilidad de iniciar la reconstrucción de los servicios públicos en el país. Carabobo y Venezuela saben que no están solos y que agotaremos todas las vías para tener la calidad de vida que todos nos merecemos”.
Maduro no tiene la intención de resolver el problema del agua en Venezuela

Asimismo la diputada Mabelly De León, señaló que 80% de los ciudadanos venezolanos no tienen acceso al agua potable de calidad y entre esa carencia del vital líquido se encuentran los hospitales.

A pesar de que el régimen ha contado con los más grandes ingresos de la historia republicana, De León indicó que el mismo no invirtió en las infraestructuras necesarias debido a la corrupción y en la falta de interés por satisfacer las principales necesidades de los ciudadanos.

Denunció que Maduro no tiene la intención de resolver el problema del agua y lo demuestra importando los camiones cisternas, “con toda seguridad negocio para un amigo al surtir a la población sometiéndola a grandes vejámenes”.

Dijo que en los últimos días se ha intensificado las protestas por la falta del agua en el país y la respuesta del régimen ha sido la represión y el encarcelamiento de los ciudadanos.

Sectores en Caracas no tiene agua ni para lavarse las manos

Cabe destacar que la Sesión contó con la participación de un grupo de ciudadanos afectados por la escasez de agua que a través de videos pudieron denunciar su situación, como es el caso de la señora Carmen Mendoza, residente de la Parroquia La Pastora, dijo tener más de 15 días sin agua e informó que otros sectores tiene más de un mes sin el preciado líquido.

“Todo esto se debe a la negligencia de Nicolás Maduró, Cilia Flores y a todo su gabinete, por lo tanto, nos tiene recogiendo agua en tobos porque dañaron todo el sistema de agua que abastecía al país. Cuando llega es por un ratico y luego la quitan y así van. Estamos viviendo mal y ya está bueno de tanta humillación porque todos los venezolanos tenemos derecho de contar con el agua todos los días por nuestras tuberías, así como con la luz y todos los servicios en mi país”.

De igual forma la ciudadana Omaira Montero quien reside en el centro de Caracas explicó que tienen 20 días sin agua y no cuenta con el vital líquido ni si quiera para lavarse las manos.

“Tenemos que salir a buscar sitios donde conseguir agua y la solución que nos dan es traer unas cisterna que el servicio cuesta cien dólares y ninguno de nosotros los tenemos. Estamos desesperados, nos mandan a lavar las manos a cada rato, a lavar la ropa por la pandemia ¿y cómo lo hacemos? sino tenemos agua, esto es peligroso porque al tratar de buscar agua todos nos aglomeramos sin guardar la distancia requerida por el desespero de agarrar un poquito de agua”.

Asimismo el señor Francisco Moya habitante de la capital, señaló que al abrir las llaves de las tubería de su hogar lo que sale es aire. “Yo tengo una edad que no puedo estar cargando tobo de agua, por la falta de la misma, no puedo lavar mi ropa y tampoco me puedo asear, la falta del agua potable es un acto genocida para nosotros los adultos mayores”.

Para finalizar el debate, fue mostrado un video donde se aprecia la insalubridad en la que se encuentra algunas áreas del hospital Central de Maracaibo, estado Zulia por la falta absoluta del agua, afectando tanto al personal de salud y a los pacientes.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322