Caracas - Venezuela
junio 25 2022 / 11:06 a. m.

Venezuela podría incrementar la producción de crudo en 220 mil barriles si logran un acuerdo EE. UU, Maduro y la oposición

Fecha: 25/03/2022

Periodista: Prensa An. / Fotografo: Prensa An.

Venezuela podría incrementar la producción de petróleo en 220 mil barriles en 20 meses si Estados Unidos, el régimen de Nicolás Maduro y la oposición liderada por el presidente (e) Juan Guaidó, llegan a un acuerdo.

Así lo manifestó Juan Szabo, experto en materia petrolera, durante su intervención, como invitado especial a la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional legítima, en su reunión ordinaria de este jueves, para tratar las perspectivas en Venezuela de los hidrocarburos que se encuentran en la mira a nivel mundial, a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania.

Antes de comenzar su intervención el especialista, el presidente de la mencionada instancia parlamentaria, el diputado por el estado Zulia Elías Matta, enfatizó la necesidad de hacer una reforma a la Ley de Hidrocarburo, que está AN legítima ya la tiene lista, mientras que el régimen de Maduro no ha hecho absolutamente nada sobre esta materia, lo que han tratado a través de la Ley Antibloqueo de atraer inversionistas, pero ha sido un total fracaso.

Al tomar la palabra Szabo señaló que la invasión de Rusia a Ucrania, y las sanciones contra Rusia por parte de Estados Unidos y La Unión Europea, han provocado reacción en los precios y suministro de petróleo, inclusive se atrevió a afirmar que el precio del petróleo podría llegar a 150 dólares el barril para finales del año en curso, si la confrontación bélica se expande y que se mantendrá alto aún después de que la situación geopolítica se normalice.

Panorama actual de la Industria Petrolera Nacional

Destacó que la situación de la industria petrolera en Venezuela, antes de la invasión rusa a Ucrania, la producción se ubicó en 650 mil barriles por día, llegando a un máximo de 720 durante diciembre del año 2021. Así mismo la importación de condensado iraní continuó en 60 mil barriles por día. Agregó que los constantes cortes eléctricos, el mal estado de las instalaciones y el vandalismo, no han permitido mantener los niveles de fin de año.

“La refinación ha estado fluctuando entre 150 y 200 mil barriles, aunque recientes fallas eléctricas, en Paraguaná, impiden que se pueda llegar a esta última cifra. Se exportaban alrededor de 500 MBPD de crudo, 50 a Cuba y 450 a China, estos últimos con fuertes descuentos y hasta 4 meses de tiempo de entrega y cuando hay pagos se hace a través del sistema financiero ruso, actualmente congelado. En los últimos meses la exportación ha estado afectada por problemas de calidad en los crudos exportados”.

Explicó el especialista Szabo que el negocio petrolero venezolano podría verse seriamente afectado por las secuelas de la invasión rusa a Ucrania, ya que Venezuela se podría quedar sin el mercado chino si China logra comprar suficiente crudo Ural, altamente descontado a Rusia o estaría obligada a vender con mayores descuentos.

Por otra parte, señaló que, si el convenio nuclear se firma nuevamente con Irán y se levantan las sanciones sobre ese país, es posible que el trueque de condensado con Venezuela, deje de ser atractiva para Irán, ya que evitarían recibir crudo sancionado.

“Probablemente salgan del mercado unos 2 millones de barriles por día de crudo ruso, frente a este contexto Estados Unidos está buscando un acercamiento con diversas fuentes petroleras, incluyendo Venezuela, a cambio de petróleo, retorno a la mesa de negociaciones en México, liberación de presos políticos, alejamiento de la política venezolana de Rusia y por supuesto juega un papel importante Chevron, que desde hace años quiere participar más libremente en el desarrollo, inversión y venta de crudo venezolano”.

Destacó que el peor escenario para Venezuela sería que China dejará de comprarle petróleo, que Irán no continúe con el trueque y que los bancos rusos mantienen congelados los fondos venezolanos. A su juicio, este panorama es lo que empujó al régimen de Maduro a hacer un contacto con la administración Biden y por eso se generó la visita de personeros de Estados Unidos a Venezuela.

Afirmó que el mundo cambió y hay una serie de oportunidades para Estados Unidos como para el régimen de Maduro y la oposición venezolana. Por lo que planteó que los mecanismos de ejecución de este acuerdo serían a través de licencias selectivas de algunas empresas que califiquen según los requerimientos de la Tesorería norteamericana, para operar y comercializar crudos producidos en Venezuela.

Fue claro Szabo, al expresar que es muy difícil que se levanten las sanciones al régimen de Maduro, porque se tienen que cumplir y corregir los objetivos por las cuales se impusieron esas sanciones, y eso lo considera muy difícil, porque hace unos meses atrás el mismo gobierno de Biden declaró que Venezuela es un peligro para la seguridad norteamericana.

En ese sentido, piensa que la única forma de lograr un acuerdo es a través de licencias a empresas, el mecanismo sería redireccionar crudo a Estados Unidos en reemplazo a China, utilizando los volúmenes actuales como los que resulten de las actividades ejecutadas bajo las licencias. Las empresas que vienen a la mente son Chevron, Repsol y ENI, pero otras también pudieran calificar para obtener licencias, PDVSA tiene grandes deudas vencidas con estas empresas cuya recuperación es parte del interés que presentan.

Calificó esta negociación de delicada y difícil entre los intereses y necesidades de las partes, es decir, el régimen, gobierno americano, gobierno encargado y la oposición, así como los socios privados de las empresas mixtas. Cada uno tiene intereses particulares, bajo términos de dinero y geopolíticos. “En un escenario de persistente crisis de suministro, es imposible que el occidente no tenga a Venezuela en su mira”.

Explicó, por ejemplo, que el régimen de Maduro necesita mayores ingresos, protección por la pérdida de mercado, lograr reconocimiento de Estados Unidos, resolver el problema de congelación de fondos a través de las sanciones financieras a Rusia. Mientras que el gobierno encargado su interés es lograr elecciones generales, con condiciones electorales apropiadas, liberación de presos políticos y nombramiento de un TSJ que actúe con justicia y autonomía.

“Mientras que Estados Unidos busca el reemplazo del crudo ruso, asegurarse el petróleo a largo plazo de fuentes que tengan grandes reservas. Tratar de bajar el precio del petróleo, particularmente la gasolina del mercado interno y la oportunidad de separar el régimen de Maduro y el resto de Latinoamérica de Rusia. Mientras que los socios B, Chevron, Repsol, CNPC y otros, ven es una oportunidad de cobrar sus deudas vencidas, tener control de las operaciones y las finanzas que genere la actividad, sobre todo vender su propia producción y tener presencia en el país”.

Destacó que, si Venezuela reenfocara su crudo hacia Estados Unidos en reemplazo de China mediante un acuerdo entre todas las partes, con el escenario de precios actual, tomando como base un año de abril de 2022 a abril de 2023, los ingresos se incrementarían en más de 40 %.

“No hay que olvidar que para que un acuerdo de este tipo sea exitoso, es necesario tener leyes y condiciones fiscales que incentiven la inversión y garanticen la seguridad jurídica”.

Finalmente, el experto petrolero indicó que el cambio que ha sufrido el mundo energético hace que el gobierno encargado y la Asamblea Nacional legítima tengan una oportunidad coyuntural, muy particular, de convertirse en catalizadores entre la Casa Blanca y el Congreso americano entre Maduro y las sanciones, haciendo un planteamiento que garantice el retorno a la democracia, que alivie la crisis humanitaria y a su vez que se reduzca la deuda en el país.

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322