Caracas - Venezuela
noviembre 24 2020 / 5:12 a. m.

AN condena muerte de mujeres por cáncer de mama por las erradas políticas de salud del régimen

Fecha: 20/10/2020

Caracas, martes 20 de octubre de 2020.- La situación de salud del país a propósito de conmemorarse el día internacional del cáncer de mama, es estructural y sólo podrá resolverse con la salida de este régimen, que no le importa la salud y el bienestar de los venezolanos.

Así se desprende de la sesión ordinaria de la Asamblea nacional realizada online, durante el debate sobre sobre la situación de la mujer venezolana frente a la crisis de salud en el país, en el marco del día mundial de la lucha contra el cáncer de mama.

Inició el debate la diputada por el estado Zulia Nora Bracho, presidenta de la Comisión de Administración y servicios de la Asamblea Nacional, quien precisó que cada año se conmemora el día mundial contra el cáncer de mama, es un recordatorio al compromiso de todas las sociedades en la lucha contra esta enfermedad, que es la más común en el mundo y la primera causa de muerte de las mujeres venezolanas.

“Es por esto que es tan importante que las mujeres se practiquen la autoexploración mamaria y anualmente exámenes como mamografías y ecos mamarios que pueden detectar el cáncer incluso cuando no existen síntomas, cuando el tumor es del tamaño de una uva pasa”.

Sostuvo que hay que atacar cuando el enemigo es aún pequeño, un tratamiento efectivo en estas etapas significa que más del 80 por ciento de las pacientes sobrevivirán más de 15 años tras el diagnóstico.

“En Venezuela es muy difícil enfrentar solo el cáncer de mama, pues el sector salud del país está en terapia intensiva hace mucho tiempo, está en vida vegetal prácticamente, porque no se cuentan con equipos, medicamentos especializados, para la ayudar a la población a combatir enfermedades como el cáncer, entre otras que se necesitan para tratamientos especializados”.

Subrayó que el régimen de Maduro no invierte en el sector salud, lo único que le interesa es celebrar elecciones fraudulentas que le permitan permanecer en el poder y seguir cometiendo sus fechorías y despilfarrando los recursos que le pertenecen a los venezolanos, a las mujeres venezolanas que hoy están muriendo de cáncer.

Recordó que la declaración Universal de los derechos humanos establece en su artículo 25 que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, la salud, el bienestar, en Venezuela el artículo 83 de la Constitución Bolivariana determina la responsabilidad del estado en cuanto garantizar el pleno disfrute de la salud como parte del derecho a la vida.

“Queda muy claro que no proveer las condiciones necesarias para sus ciudadanos para que los ciudadanos disfruten plenamente del derecho humano a la salud, puede traducirse como una condena a muerte, Las mujeres venezolanas sabemos que el sector salud en nuestro país se encuentra en la peor crisis humanitaria jamás vivida, producto de este régimen y usurpador”.

Reiteró que los ciudadanos no solo mueren de cáncer mueren por falta de atención en las puertas de los hospitales. “Nuestra lucha debe ser por cambiar todas estas realidades y salvarles la vida a muchas mujeres que padecen de cáncer de mama y que deberían celebrar la vida a plenitud con sus hijos y familia. Estoy segura que Dios nos permitirá cumplir este sueño”.

Solicitó a la directiva permitir el derecho de palabra a Bolivia Belisario Bocaranda, presidenta de Senosalud y a Mildred Valera miembro de la Fundación AconVida, quienes hablaron de su experiencia y han emprendido una misión para apoyar aquellas venezolanas, de pocos recursos, que tengan cáncer de mama.

Institucionalizar en el país el día internacional por la lucha contra el cáncer de mama

Bolivia Belisario indicó que desde Senos Ayuda han hecho esfuerzos muy grandes para poder atender el contingente de mujeres que llegan a la fundación solicitando ayuda. Comenzaron con un grupo de apoyo psicológico, donde el programa bandero era pelucas, prótesis y sostenes.

“Hoy por todas las deficiencias que existen hemos tenido que incorporar médicos a nuestra plantilla. las exigencias nos han hecho que gestionemos exámenes, realicemos campañas de información de educación, que tratemos a las pacientes que las ayudemos a moverse dentro del sistema. A buscar una ayuda, un médico solidario que les pueda dar una mano”.

Reveló que a la fundación han llegado mujeres con los senos brotados, inclusive una acudió con las mamas llenas de gusanos, porque no consiguió el antibiótico, fue operada con éxito. “La situación es crítica las solicitudes van en aumento y los recursos limitados por eso es tan importante que el tema del cáncer de mama sea considerado, como lo es, un problema de salud pública, la primera causa de muerte de la mujer venezolana y no existe en el país una política pública que respalde esta situación”.

Por último, solicitó a la Asamblea Nacional que se declare el 19 de octubre sea considerado, institucionalizado en todo el país como el día internacional en la lucha contra el cáncer de mama. “Es una forma de visibilizar el tema, de crear conciencia en toda la sociedad y de darle atención a las mujeres que sufren esta enfermedad, cuento con este parlamento, para hacer real esta petición”.

La salud no es una limosna

Mientras que Mildred Valera integrante de la Fundación Aconvida, inició revelando que es una sobreviviente del cáncer de mama. Indicó que esta institución todos los meses de octubre se dedicaban a incentivar a las mujeres a ir al médico, orientarlas, educarlas y decirle lo importante que es hacerse los estudios de mamografías, como medida de prevención.

Lamentó que este año 2020 en vez de ser un mes rosa, sea un mes negro, por la cantidad de mujeres que han fallecido por la falta de tratamiento y nombro las compañeras de la fundación que han fallecido. Nombró algunas de las compañeras más cercanas que han fallecido, de las cuales varias de ellas salieron fuera del país, pero ya era muy tarde, no había nada que hacer.

“Hasta cuándo cómo le vamos a decir a una paciente que se haga sus chequeos a tiempo, cuando sabemos que no hay tratamientos. La salud no es una limosna, no es un regalo del Estado es un derecho que está en nuestra constitución y ahora en este mes, más que nunca, alzamos nuestra voz de protesta, ser la voz de esas mujeres que ya no puede gritar. El estado era el responsable de garantizar sus vidas y no lo cumplió”.

Luego continuó el debate la diputada por el estado Mérida, Carme María Sívori, quien manifestó que es muy importante crear conciencia en torno a esta enfermedad, se ha demostrado que la atención del cáncer de mama es más exitosa cuando se integran: la prevención temprana, el diagnóstico, el tratamiento y los cuidados paliativos.

Explicó que la atención integral del cáncer de mama requiere de un sistema sanitario eficaz, el desafío hoy es aumentar esa detención temprana, mejorar los desenlaces clínicos mediante la optimización de los recursos disponibles y la prestación de salud mamaria accesible, adecuada y aceptable, lo que elevaría la tasa de supervivencia. Estos son unos de los objetivos planteados por los gobiernos democráticos que son responsables de la vida de sus ciudadanos.

“En Venezuela sucede todo lo contrario, la realidad de la mujer es totalmente disonante frente a la realidad mundial, no tienen los medios para realizarse las evaluaciones clínicas respectivas, el sistema de salud público está totalmente destruido, carece de los recursos para la prestación del servicio a la salud mamaria, además que no hay la intención de crearlo”.

Recordó que en los centros de salud pública no funcionan los equipos de mamografía, ultrasonido, eco mamario, tomógrafo. “En una población aniquilada económicamente como la nuestra donde los escasos recursos se destinan para sobrevivir es imposible pensar en una valoración en un centro privado por lo que las mujeres tienen un único recurso la fe para no enfermarse”.

El problema de la salud solo se resuelve con la salida del régimen

Por último, intervino la diputada Dinorah Figuera, quien señaló que el drama de la salud pública en el país es estructural y sólo podrá resolverse con la salida de este régimen, que somete a la salud de la mujer y del pueblo al camino de la enfermedad y la muerte".

Recordó la historia de Elizabeth Salazar, quien en el año 2018 se convirtió en la voz de todas aquellas mujeres que viven el calvario de tener cáncer de mama en Venezuela y no conseguir tratamiento en los hospitales, lo único que consiguió fue la sordera de un régimen “indolente que no le importa la vida de los venezolanos”.

Dijo que la historia de Elizabeth se repite cada día en Venezuela, ante esta crisis humanitaria compleja y agravada producto de la incompetencia corrupción y las malas políticas públicas que ha caracterizado la gestión de Maduro.

"Sabemos que el cáncer de mama continúa como el primer tipo de cáncer en Venezuela presentándose con mayor frecuencia en mujeres entre los 45 y 64 años. Hoy quiero reconocer a las diferentes instituciones no gubernamentales que luchan contra esta enfermedad ".

Noticias Relacionadas

Buscador

Palacio Federal Legislativo, Caracas - Venezuela /
Teléfono: +58 212 7783322